Sólo un vasito de vino

Como llevamos hablando en el Alquimista Ingeniero desde que comenzamos, todo en exceso es malo. Muchos de nosotros en las comidas, cuando nos ponemos a beber vino decimos eso de “¡Una copita de vino es bueno para la salud!”, ya pero, SOLO UNA.

vino_tinto_rosado_blanco

Imagen cortesía de Oftex.

El vino es un líquido rico en polifenoles (son unos antioxidantes que se encuentran abundantemente en la horchata, el té o las nueces) que producen, de alguna manera no concreta aún, un efecto protector sobre el sistema cardiovascular. Conviene dejar claro que estos antioxidantes se pueden obtener igualmente de un vaso de zumo de uva o de un vaso de mosto, no son exclusivos del vino.

Entre algunos de los beneficios del vino están el hecho de que contenga vitaminas que combaten el envejecimiento y ayudan a tener una piel más bella, evita la formación de coágulos, ayuda a la digestión de proteínas, aporta minerales y oligoelementos al cuerpo como: magnesio, zinc, litio, calcio, hierro y potasio. Incluso hace que disminuya el riesgo de padecer hemorroides y contrarresta las várices.

Aún así, los beneficios del vino no nos quedan del todo claros. Mientras científicos españoles han demostrado en humanos que el consumo moderado mejora la flora intestinal y reduce las posibilidades de contraer enfermedades coronarias o diabetes tipo 2, un informe publicado en la revista Annals of Oncology asegura que triplica el riesgo de contraer cáncer de faringe, esófago, mama y boca.

Y no por beber más vino vamos a hacer que el efecto del alcohol en la sangre desaparezca. Como nos explican en este Blog: Una pequeña cantidad diaria de alcohol no tiene por qué ser un problema para la salud, pero la triste realidad es que muchas personas no son conscientes de qué tan “pequeña” es una “pequeña” cantidad.

¿Cómo de pequeña es esa cantidad? Podéis hacerlo con esta fórmula de cálculo rápido:

Cantidad de bebida (en cc o ml) x graduación alcohol x 0,008 = gramos de alcohol

En ese Blog mencionado con anterioridad se nos pone de ejemplo una persona que toma dos vasos de vino con la comida, un carajillo de whisky con el postre y una lata de cerveza a media tarde. Ahí donde le tenéis el hombre habría ingerido la friolera de 46,8 g de alcohol. ¿Mucho? Pues la capacidad depuradora del hígado es de 40 para los hombres y 20 para las mujeres. Digamos que se ha pasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: