¿Por qué se empañan los cristales del coche?

Aunque ya hablamos en su momento de porque se empañaban las gafas de bucear, no está de más volver a sacar el tema para aclarar las dudas. Esta vez cambiamos de superficie, dejamos la piscina atrás y nos trasladamos a la carretera con el coche. ¿Por qué se empañan los cristales del coche?

Principalmente se debe a que en el ambiente encontramos cierto grado de humedad. El aire contiene vapor de agua que se disuelve mejor a mayor temperatura. Este agua seguirá en forma de vapor siempre que se encuentre por encima de la, denominada, temperatura de rocío.

La diferencia de temperatura entre el aire y el cristal del coche, que suele estar más frío que el aire, hace que el agua que contiene el aire se condense en forma de pequeñas gotas que provocan que se empañe.

Pero el coche no tenía el cristal empañado antes de que nosotros entráramos a él, ¿Por qué se empaña entonces? La respuesta es muy sencilla: porque proviene de nosotros. Al respirar estamos expulsando un aire que es más caliente que el que tenía el coche, elevando la temperatura.

Si quieres asegurarte de que los cristales del coche no se van a empañar, lo único que tienes que hacer es evitar que los ocupantes emitan calor. Lo cual resulta complicado salvo que viajes con maniquíes.

Lo más normal es poner el aire acondicionado o la calefacción. Aquí llega la eterna duda: ¿me decanto por el aire frío o por el aire caliente? Seguramente tengas a un amigo que utilice uno u otro. Aquí tienes que ser inteligente y recordar que lo único que importa es la humedad del aire y la del cristal (siempre va a ser más baja) por lo que nos dará lo mismo optar por uno que por otro.

Basta con que nos fijemos en la luna trasera del coche. Esta luna viene equipada con unos filamentos que podemos calentar elevando la temperatura del cristal y, de esta forma, desempañándolo. Sin embargo, en la luna delantera, no disponemos de esta tecnología. Con la calefacción, al ser aire caliente el vapor de agua podrá disolverse mejor, retrasando la condensación. Pero el aire acondicionado lleva en el interior de su equipo un dispositivo de secado que hace que el aire salga más seco que el de la calefacción. Por lo que cualquier opción de las dos es válida.

¿Y si bajo la ventanilla del coche? De esta manera estás renovando el aire que está dentro, pero debes recordar que el aire que proviene del exterior del vehículo tendrá humedad. Aunque parece una solución rápida no lo es como tal, sino que solo retrasa lo inevitable, que el aire que entra del exterior se humedezca y los cristales vuelvan a empañarse.

Aquí os dejo un video que nos aconseja para evitar que se empañe el cristal del coche en un viaje largo. No lo he probado, ¿Os animáis a hacerlo?

Un comentario sobre “¿Por qué se empañan los cristales del coche?

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: