¡La vacuna de la tónica!

La tónica es un refresco carbonatado aromatizado con quinina, que es un alcaloide que se extrae de la corteza del árbol de la quina y que tiene múltiples propiedades (digestivas, analgésicas… y antimalaria). Su origen era como vacuna.

¡Como lo oís! Esta típica bebida surgió al añadir quinina al agua carbonatada buscando una medida contra la malaria (paludismo). Para contar el origen de esta historia nos tenemos que trasladar al siglo XIX, hasta la India.

Fue un inglés, William Cunnington, que realizaba exploraciones geológicas, el que observó cómo la gente de allí bebía un extraño brebaje preparado con extracto de Quassia amara y quinina. Cuando volvió a Londres, elaboró un refresco que, además, fuese burbujeante para hacerla más llevadera pues la quinina deja un sabor muy amargo. Fue el origen del Tónico Indio Cunnington.

La quinina consigue evitar que el parásito plasmodio metabolice la hemoglobina del glóbulo rojo.

¿Os suena Jacob Schweppes? Quizás él no, pero su apellido seguro que bastante. El bueno de Jacob era un relojero suizo aficionado a la farmacia y culpable final de la tónica, tal y como la conocemos hoy en día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: