El mercurio rojo (una historia de espías)

En una ocasión os comenté que el Mercurio es un metal pesado plateado que a temperatura ambiente es un líquido inodoro. ¿De qué va entonces este post dedicado al mercurio rojo? Pues este es un post que os va a hablar de espías, de mitos o verdades, de guerra fría y mucho más. ¿Queréis leerlo?

Yo ya he visto mercurio rojo en mi termómetro de casa” me diréis. Os equivocáis, pues se trata de un termómetro de alcohol coloreado de rojo. Esta historia trata de algo mucho peor.

Desde hace años existe la creencia de que hay una manera más barata de conseguir realizar una bomba de fusión nuclear (o bomba H), que sería más accesible de conseguir a grupos terroristas armados y que convertiría este mundo en el que vivimos en un lugar muy inestable. Esto se conseguiría mediante el mercurio rojo, una mezcla de mercurio puro y óxido de antimonio de mercurio.

El compuesto, que procedería de Rusia, debe ser comprimido mediante una explosión que liberaría la suficiente energía como para que los átomos de tritio y deuterio de un recipiente interior de la bomba se fusionen, sin la necesidad de contar con una bomba de fisión como “iniciadora”, necesaria en las bombas H “normales”.

¿Pero existe o no existe? Aquí está la cuestión. Mientras Miembros del Instituto para la Investigación de la Paz de Estocolmo piensan que el desarrollo de este tipo de armas es hoy totalmente factible. Muchos otros científicos no se muestran muy seguros de ello y creen que no se trata más que de otra historia heredera de la desinformación de la Guerra Fría. Hace tan solo un par de años Arabia Saudi estaba dispuesta a pagar en el mercado negro varios millones de dólares por una porción pequeña.

Casi nadie parece haber visto nunca esta misteriosa sustancia, que ha sido objeto de estafas históricas. Pero es desconcertante lo que se puede encontrar sobre esta historia. En Wikipedia (y otros lugares de la red) nos citan la historia del empresario sudafricano Alan Kidger, cuyo asesinato nunca fue resuelto. Una persona considerada extremadamente peligrosa para el Mossad pues era considerado el principal comerciante de esta sustancia. Kidger lo estaba ofreciendo a Irak, Irán, Libia y Pakistán.

Si tenéis más curiosidad, os dejo la historia completa:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: